27.3.07

Lo simple que encuentro en los libros

-No, no es verdad. Es igual, Gaviero, todo es igual. La vida es como estas agua del río que todo lo acaban nivelando, lo que traen y lo que dejan, hasta llegar al mar. La corriente es siempre la misma. Todo es lo mismo.

Nada pudo o quiso agregar a las palabras de la ciega. Se parecían demasiado a las que repetía, para así desde hacía años. El viaje hasta el páramo había servido, además para confirmarlo en sus certezas y devolverle la indiferencia, vieja conocida que solía salvarlo de padecer descalabros mayores y soldaba, con infalible eficacia, las grietas por donde, en ocasiones, sentía que se le pudiera escapar el alma. Era una indiferencia muy peculiar, gemela a la que le predicaba la casera: al tiempo que no lo dejaba derrumbarse, seguía brindándole ciertos dones del mundo que le proporcionaban la única razón cierta para continuar viviendo. Pág. 88 – 89.

Del libro Un bel morir. Álvaro Mutis. Colombiano.

Este fragmento lo encontré en mis recientes lecturas y me agrada la idea del texto. Esa percepción de la realidad sin mayor búsqueda, es verse como un simple animal de la naturaleza. Tiene razón el que lo escribe. Es tomar el sentido del cotidiano desde lo más simple, como escuchar una canción en la radio, mirar por la ventana, mirarse las manos, tomar una taza de té o extraer del jardín un poco de menta, estar con otro ser vivo. Mirar como viene la tarde, respirar profundo, hacerle cariño a un gato, dar un beso...

2 comentarios:

Nefele dijo...

Puno una vez me leyó un estracto de "Vuelo Nocturno", que expresaba la misma idea... voy a buscarlo por ahi pa mostrartelo.

Saludos

Anónimo dijo...

que bueno que utilicemos esta herramienta para difundir unos de los mejores placeres que existe, la lectura
berna