29.11.10

Benjamín Walter; un alma que no encontró otra alma

Conocí este autor porque hace un tiempo los profesores que me enseñaron semiótica solían hablar de él. Y encontré por esas casualidades que ya no son casuales en mí, un texto muy breve escrito por Beatriz Sarlo, que se llama Siete ensayos sobre Walter Benjamín.
Walter Benjamín nace en Berlín el 15 de julio de 1892. Judío alemán. Filósofo, escritor, teórico con tendencia marxista. Como erudito literario se caracterizó por sus traducciones de Marcel Proust y Charles Baudelaire.

Durante su vida realizó grandes aportes a la filosofía, la historia, la crítica, analizó e hizo aportes sobre el romanticismo alemán, el barroco alemán, entre muchos otros aportes que indican que pasó durante mucho tiempo de su vida pensando, analizando la realidad, interpretando y escribiendo sobre ella.

“El 26 de septiembre de 1940, Benjamín se suicidó en la frontera franco – española, que intentaba atravesar con una visa Norteamérica. Su destino era Nueva York, donde lo esperaban sus amigos Gretel y Theodor Adorno, en un departamento sobre el río Hudson”. P. 13

“Benjamín llegó a la frontera entre Francia y España sin sus libros y, según se dice, bastante enfermo, casi acabado. Ese día las autoridades españolas cerraron las fronteras y anunciaron que desconocerían las visas de entrada. Fue precisamente ese día, cuando Benjamín llegó exhausto a Port – Bou, recibió la noticia y se mató. Al día siguiente la frontera volvió a abrirse y dejó paso a los que lo acompañaban”. P.16

Este hecho me parece tan lamentable, imagino a alguien escapando de guerras, buscando refugio en otros países, dañado quizás o mal alimentado, se perdió un hombre, que probablemente habría desarrollado muchos otros escritos, su apresurado suicidio, dejo truncada su carrera literaria. Lamento que cualquier persona, independiente si se dedica o no a las letras, tenga que arrancar, tenga que huir, y además lamento que no haya habido nadie para darle alguna ayuda.

Para Benjamín,…” el arte de la escritura se une al citar: porque en el cambio de lugar, la cita viaja de una escritura a otra, es arrancada de su escritura original, de su aura, para hundirse en otra escritura, rodeada de otros marcas y de otros sentidos”. P. 29

Vivimos en un mundo de citas y esas citas son las que nos hacen ver y entender o al menos enterarnos de lo que pasó, de lo que ocurrió, y hoy, ¿cómo hacemos hoy para seguir entendiendo? Por ello estudié Semiótica y al estudiarla me enseñaron que el cerebro humano busca comprender las cosas, a través de telarañas de conocimiento, es como escalas infinitas de uniones y relaciones, circuitos que unen ideas e interpretan algo, pero no quiere decir que sean reales, según connotados filósofos, solo son una forma de intentar comprender ese algo que vemos o que relacionamos de la ya tan mencionada realidad.

Las referencias de este breve artículo la encuentran en:

Siete ensayos sobre Walter Benjamín. Beatriz Sarlo. Fondo de cultura económica, 2007. 96 p.


Este artículo también lo puede leer en:

http://elpajaroverde.cl/