28.7.06

Maison Dorée en Valparaíso

“Fue hasta la Maison Dorée, entró dos veces en Tortoni, y salía, sin haberla encontrado, del Café Inglés, con aire huraño y a grandes zancadas en busca del coche que le esperaba en la esquina del bulevar de los italianos, cuando de repente tropezó con una persona que venía en dirección contraria a la suya: Odette; más tarde le explicó ella que, no habiendo encontrado sitio en Prévost, se fue a cenar a la Maison Dorée, en un rincón donde Swann no supo encontrarla, y ahora se dirigía a tomar su coche.” p.218
Este texto lo rescaté de un libro que se llama Las mejores páginas de Proust, escrito por Marcel Proust. Cuando lo leí se me vino inmediatamente a la memoria la imagen de un bar que hay en Valparaíso, ubicado en la calle Condell, si mal no recuerdo. Hace un par de años fui a este local con unos amigos a beber cerveza, ese día tuvimos una mal experiencia, pero no vale la pena escribirla. La relación que hago hacia Proust es que el local también se llama La Maison Dorée. No sé si será coincidencia, no conozco la historia o el génesis de este bar, el cual en el día funciona como restaurante. Podría intuir que es un local que antiguamente atendía a marinos, y que recibía a extranjeros, y entre ellos franceses, ¡qué se yo!, podría inventar una historia entre el dueño del local con una francesa del siglo pasado que venía escapando de un matrimonio no deseado, por ejemplo, pero solo es especulación.
Lo que sí puedo decir es que Valparaíso esconde historias de otros países y otros tiempos, no por nada este Valle del paraíso fue el primer puerto de Sudamérica. De todas formas me gustaría saber la conexión que existe o que solo mi mente realiza entre la Maison Dorée de Proust y la Maison Dorée ubicada en Valparaíso, la cual por esto días convive con la miseria, así como todo el puerto en su generalidad.

6.7.06

Les presento a Beatriz

Hola. Ella es beatriz. Nació en una tarde, mientras conversaba con mi mamá y una amiga.
Beatriz, es tal cual la ven. Es coqueta y pretenciosa, se pinta las uñas, usa aritos, es como una lady, vestida de fiesta...
Parece ser pariente de la familia Simpson, quien sabe.

Micro cuentos




Los micro cuentos son cuentos aún más breves de lo que conocemos como cuentos. Es una sola idea encerrada, casi en un círculo. Aquí dejo dos micro cuentos de mi autoría…



El lado izquierdo


Tenía la idea de que mis piernas se estaban moviendo hacia el lado izquierdo de la cama, lo mismo pasa a veces con la mesa. Lo peor es cuando sueño que estoy en un columpio y que mis nervios se retuercen, es como si mis entrañas estuvieran en un parque de diversiones y despierto asustada con la sensación de que algo me pasaba y era tan fuerte, tan fuerte que no lo podía resistir.
A veces me ha ocurrido en la calle, sobretodo cuando le pongo ojo a la luna y esta, por supuesto se mueve, no es novedad, lo más extraño es sentir que nos movemos y que no depende solo de nosotros, es la gracia del mundo y su impulso de todavía tenernos aquí, como sin nada más pasara, como si no hubieran problemas, como si el planeta fuera ajeno a todos los hechos de explotación y usurpación que nuestra especie ha realizado, es increíble tener conciencia de que pese a todas estas estupideces el mundo sigue girando, girando, girando….



Exactamente


Esa tarde hablé exactamente de como tú eras, hablé de tu manera de ver la vida y de cómo te hacía sufrir el entorno, dije que por ciertas razones no podía tener una relación contigo.
Lo peor es pensar y recordar que hablé todo tan claro aquél día frente a Ángela, lo doloroso es que hoy sigo viéndote y no recuerdo la claridad con la que hablé aquella vez.

Aforismos

Según la RAE, esta palabra significa:

Sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en una ciencia o arte: aforismos de Hipócrates.

Pero podemos también entender aforismo, como frases breves y célebres, a su vez, algo como una cita, citable.

Hace un tiempo comencé a averiguar sobre esto y pensé en frases, resultaron varias y consideré que sería acertado verlas en mi blog.


Códigos


“Cuando nos encontramos en una situación nueva y con personas desconocidas es cuando más adoptamos caretas y discursos morales. Las personas sensibles a esto son las que le permiten al otro dejar estos códigos y actuar en una dimensión auténtica no necesariamente inteligente.”


Trilogía


“En ocasiones el intelecto busca responder lo que la intuición y el instinto otorgan por naturaleza propia.”


Pecado


“Mi raciocinio peca de perfección, no solo a mí me ocurre esto, (es parte de esta época no tener tiempo para equivocarse).”




Sin título


“Fe = Semilla de mostaza”


Por favor


“Pensemos ¡al menos por un día! En que no tenemos que salir a comprar y ese tiempo que nos queda regalémoslo al ocio, ¡no a la permisión!”


Uno solo


Veo como mis padres duermen entre medio del sonido de una película que se está mostrando en la TV. Ambos descansan luego de tantos días de acompañarse, en donde el amor pareciera haber desaparecido y la compañía más vale hacerla llevadera. Cierto es que cuando un hombre y una mujer viven muchos años juntos se vuelven uno solo. Ambos en la tarea de esperar la muerte, aunque esta no es igual para nadie y casi nunca mata a una pareja al mismo instante.


María

Entonces María un día se levantó y vio a otros ojos que vieron su alma. Ambos ojos se miraron un tiempo, como un imán, como si algo se hubiese depositado en ellos. Luego ese “algo” desapareció y los ojos que se vieron el alma se alejaron irremediablemente.










Inquietudes...

En noches como estas me lanzo a escribir, aunque en realidad siempre tengo ganas de escribir. Hoy pensaba en el bien y en el mal, en los juicios, prejuicios y en cómo nos encierran las palabras y sus significados. Pienso y repienso en cómo dejar mi mente en blanco, no logro tener esa capacidad, porque todo lo pienso.
Una de mis primeras conclusiones frente a esto es que solo la emoción vale, y ante eso debiese dejarme llevar, la emoción viene primero que el raciocinio, lo siento en todo acto que ocurre, conversaciones, palabras, (otra vez las palabras), pero la emoción va más allá del significado de las palabras, tiene que ver con quien te las dice, cómo te las dice y cuando te las dice.
Intento decir que la emoción tiene una conexión directa hacia la psiquis, y según el diccionario la palabra psiquis tiene una relación con el alma y la inteligencia.
Vuelo al principio, el bien y el mal de Occidente, siento que toda esta historia fue diseñada para de alguna forma poder comprendernos entre sí, no quiero hablar de errores, ni de nada pesimista, pero siento que si nos olvidáramos de lo que ocurre en el mundo podríamos elevar nuestro espíritu hacia terrenos indescifrables.
A veces estoy nerviosa, hace unos días pensaba, ¿qué es lo que me pone nerviosa? Y yo creo que es lo que escribió Faulcout en su libro Vigilar y castigar, aunque aún no lo he leído, pero eso de estar siempre cerca de otras personas me produce una sensación de ahogo, es como si ya todos supiésemos como son las cosas, entonces hay lapsos de tiempo en que ya las palabras no sirven, solo hay gestos e insinuaciones y yo creo que eso me pone nerviosa, solo lo creo, puede ser otra cosa la que produzca mi nerviosismo.
También pensaba en cómo los pensamientos determinan nuestro actuar, en realidad esto es un misterio, saber porqué estamos en un lugar y porqué estamos acompañados de esas personas. Mi actitud positiva me hace creer que la vida es este impulso y esta tiende a mejorar, viven los más fuertes, se aman los seres libres, se ríen los que gozan de tan solo respirar, que alivio es ver todo de esta forma.
¿Existirá la evolución del hombre? Será esto cierto, ¿o somos un tipo de especie que se reproduce en forma instintiva? Dejo la inquietud.

5.7.06

El oficio de escribir

Comienzo a escribir sobre el porqué escribo. En alguna parte debe estar la respuesta. Aunque qué mejor que yo misma sepa el porqué de escribir.
Mi caso, comenzó hace mucho tiempo. Empecé escribiendo un diario, descubrí que podía escribir como si estuviera hablándole al alguien. Escribir es una forma de comunicarse, sin receptor directo. El que lee, emite juicios, pero depende de la lectura que le dé, en eso la mente es libre y este espacio es tan libre, que por lo mismo me siento cómoda en él.
Es como si el papel me afirmara, no existe el juicio. Es diferente a conversar con alguien, a veces uno solo quiere hablar y escribir permite eso.
Hace un tiempo leí un libro que se titula Diario de una pasajera de Ágata Glico, obra póstuma. En este libro cuenta su vida y sus constantes cuestionamientos hacia la literatura. Ella relata la historia de otras escritoras, como Diamela Eltit, y destaca que se iniciaron en la literatura en décadas similares, pero que por extrañas razones su creación literaria no producía la misma cantidad de obras que otras autoras. Esto la hizo preguntarse si era realmente escritora o no. Pese a estar rodeada de escritores, como José Donoso, quien la consideraba escritora, ella veía esto como un halago porque dentro de si, había una voz que le decía que no era escritora. Por lo mismo escribe este diario, para sacar todo desde sí misma y encontrar alguna respuesta que la convenciera de su realidad.
Ágata pensaba que ella escribía con el fin de resolver sus inquietudes internas. Buscaba constantemente resolver este tema, recordaba episodios de su vida, además tenía cáncer y creía que ese cáncer apareció para que ella se detuviera a reflexionar sobre si misma y su vida. Su diario es un documento testimonial, subjetivo, en donde el ser o no ser aparece como una constante pregunta sobre el oficio de escribir.
¿Qué podríamos pensar ante esto? ¿Por qué escribimos? ¿Qué hace que nos comuniquemos a través de este arte? Estas preguntas son demasiado elevadas porque podemos especular sobre lo que creemos, pero en definitiva no hay respuestas. Escribir es para mí un impulso, una forma de reducir la realidad que veo y siento que a través de las letras inmortalizo personas, momentos, vivencias, que por algún motivo quedan en mi cabeza dando vuelta y las arrojo a través de cuentos, frases y pensamientos que día a día le dan más sentido a mi vida.
Esto creo. Solo tenemos que escribir. Así como tantas otras formas que tiene el ser humano de comunicarse, está también la escritura. Eso desde cualquier punto es positivo, así que a escribir no más, como si fuera el último día, la escritura es la memoria que perdura a través del papel, además viéndolo desde la archivología, el papel es el único soporte capaz de perdurar en el tiempo por cientos de años, un buen papel, libre de ácido puede durar hasta quinientos años. Me fui en la onda bibliotecaria, pero al menos es un dato, que podemos tomarlo en cuenta, sobre todo por el bombardeo tecnológico que vivimos día a día.